, Pedicura estética ¿Tradicional o Permanente?

Pedicura estética ¿Tradicional o Permanente?

, Pedicura estética ¿Tradicional o Permanente?

Pedicura estética ¿Tradicional o Permanente?

Los pies pasan la mayoría del tiempo encerrados entre calcetines, botas, zapatos y tacones de vértigo. Soportan nuestro peso, nuestras caminatas … Se merecen un cuidado especial para seguir aguantando nuestro ritmo de vida, y sobre todo porque te mereces cuidarte a ti misma. Regálate una pedicura estética profesional. En Centro de Estética Carmen Martín puedes elegir entre un esmaltado tradicional o uno permanente con el revolucionario y novedoso ‘Método Shellac’.

Sea cual sea tu elección, ante todo, disfrutarás de una pedicura básica que consiste en realizar una limpieza sumergiendo los pies en un baño de agua con aceites relajantes y limpiadores. A continuación se eliminan las durezas y, con una exfoliación, se eliminan también las células muertas. Es el momento de dedicarse a las uñas, cortándolas, retirando cutículas y limándolas. Y finalmente, con un suave masaje y una crema específica se hidratan los pies.

La pedicura estética con esmaltado tradicional es un servicio recomendado para mujeres que generan mucha cutícula en poco tiempo, que les crecen las uñas muy rápido o les gusta cambiar de color constantemente.  Comenzamos retirando el esmalte, limpiando e higienizando las uñas. Luego, se pulen las durezas de los dedos, se liman las uñas (en forma ovalada o cuadrada) y se aplica removedor de cutícula. Los cueritos que sobran se retiran con una esponja suave. A continuación, se realiza una exfoliación con un masaje verdaderamente relajante. Antes de aplicar el color, se esparce una crema hidratante y se quita la grasitud de las uñas para que el esmalte quede bien adherido. Dependiendo de la calidad de las uñas, se aplica calcio o vitaminas. La sesión, que dura aproximadamente una hora, finaliza con una segunda mano de color y un brillo secante que hace que el esmalte quede brillante y con un acabado perfecto.

La pedicura estética con esmaltado permanente la hacemos según el ‘Método Shellac’ (www.shellac.es) una especie de gel que se aplica como si fuera un esmalte normal y se seca con una lámpara especial de rayos UVA. De esta forma, se consigue un color brilante y duradero a prueba de rasguños. El único problema es que sólo se puede retirar con acetona pura y no se puede pintar encima porque el color migra. Inconvenientes mínimos si se tiene en cuenta que el color dura (¡brillante!) hasta dos semanas y que no hay que esperar a que se seque. ¡Olvídate de hacer malabarismos para calzarte! La pedicura Shellac es la mejor opción tanto en verano como en invierno. En los meses de calor, el sol, la playa y la piscina estropean enseguida hasta las mejores pedicuras y, a partir de noviembre, cuando el frío aprieta, muchas mujeres descuidan sus pies porque, cuando afuera hace diez grados de temperatura, recorrerse la ciudad en chanclas no es el mejor de los planes.

 

No Comments

Post a Comment