, Depilación Eléctrica Definitiva

Depilación Eléctrica Definitiva

, Depilación Eléctrica Definitiva

Depilación Eléctrica Definitiva

La depilación eléctrica definitiva ofrece, en cuanto a duración, la solución más eficaz para librarse del vello incómodo.

¿Qué es la depilación eléctrica definitiva?

La depilación eléctrica consiste en quemar, una por una, las células responsables del crecimiento del vello. Se introduce una aguja fina hasta la raíz de cada pelo, y se destruye gracias al calor que emite mediante una breve descarga eléctrica. El vello no vuelve a salir.

Modo de empleo de la depilación eléctrica definitiva

  • Examinaremos, con una lámpara con aumento, el tipo de vello que quieres eliminar.
  • A continuación, introducimos en cada folículo piloso una aguja muy fina. En general, se usa un electrocoagulador: un aparato eléctrico de alta frecuencia unido a un bolígrafo en el que se coloca la aguja.
  • Penetra la aguja en el folículo piloso y destruye la raíz del vello mediante una descarga eléctrica. Esta técnica es ligeramente dolorosa y, generalmente, se lleva a cabo con anestesia local.

Sesiones de la depilación eléctrica definitiva

  • El vello no crece con la misma frecuencia. Algunos todavía están creciendo mientras otros son ya visibles. Ahora bien, la depilación eléctrica sólo permite tratar éstos últimos. Tras una sesión, los folículos pilosos que todavía no han sido destruidos, siguen creciendo. Por esta razón, es necesario realizar varias sesiones.
  • La duración de la sesión depende siempre de la zona que se va a tratar: desde 20 minutos para el rostro hasta 2 horas para una zona amplia como las piernas, por ejemplo.
  • Tras la sesión, es posible que aparezcan rojeces y pequeñas costras que pueden durar de 2 a 3 semanas. Está prohibido exponerse al sol durante el tratamiento.
No Comments

Post a Comment