, Bronceado DHA

Bronceado DHA

, Bronceado DHA

Bronceado DHA

El bronceado DHA permite, en una única sesión de apenas 5 minutos y sin riesgo alguno para la piel, obtener un moreno 100% natural, sin necesidad de exponerse al sol o a los rayos UVA.

La DHA, o Dihidroxiacetona, es un derivado incoloro de la caña de azúcar, 100% natural que cuando se pulveriza sobre la piel y entra en contacto con sus proteínas, genera de inmediato una reacción natural de oscurecimiento o bronceado instantáneo sin riesgo para la salud.

La DHA no es un tinte o un pigmento. La Dihidroxiacetona, es un derivado incoloro de la caña de azúcar 100% natural que genera una reacción natural e inmediata de oscurecimiento o bronceado al entrar el azúcar en contacto con las proteínas de la piel. De aquí su denominación popular como bronceado a base de caña de azucar. Es importante destacar que en este proceso no interviene la melanina.

La DHA es una molécula de gran tamaño a la que le resulta imposible penetrar en las capas profundas de la piel. Al actuar sobre la stratum corneum, la parte más exterior y superficial de la epidermis, la DHA no llega a penetrar en la piel, con lo que evitamos el riesgo de reacciones alérgicas a esta sustancia en concreto.

Los laboratorios que se dedican a la cosmética solar están centrando sus esfuerzos en lanzar al mercado lociones autobronceadoras cada vez más seguras y naturales, sin aloe vera, sin alcohol y sin perfumes, ya que los dermatólogos señalan que estas sustancias son las responsables de las reacciones alérgicas en pieles sensibles.

Como en cualquier producto cosmético, los ingredientes seleccionados deben ser seguros, estables, hipoalergénicos y que no interfieran con la eficacia del DHA. Hay que prestar especial atención a los hidratantes, perfumes, pigmentantes y conservantes.

Hidratantes: Se suelen adicionar agentes hidratantes como el sorbitol o propilenglicol que ayudan a incrementar la intensidad del bronceado. El aloe vera es un hidratante oleoso. Aunque beneficioso en otros cosméticos y productos de cuidado de la piel, el aloe vera tiene muchos efectos secundarios negativos cuando se utiliza en autobronceadores. Reduce la velocidad del tiempo de secado y tapa los poros de la epidermis. Los autobronceadores a base de aloe vera requieren la adición de alcohol para fluidificarlos y acelerar el tiempo de secado. Pero el alcohol introduce un nuevo conjunto de problemas para la piel.

Perfumes: Pueden producir degradación del DHA. A dosis elevadas, algunos también pueden producir irritación y alergias.

Pigmentantes: El DHA se puede combinar con algún ingrediente pigmentante natural como el caroteno, extractos de la corteza de los frutos del nogal o composiciones que contengan polímeros melánicos para obtener un aspecto más natural del bronceado. No se deben usar lociones con agentes pigmentantes de tipo “óxidos de hierro” .

Conservantes: Se añaden conservantes, ya que las soluciones o emulsiones de DHA son muy susceptibles de contaminación microbiológica. Se recomiendan entre otros los parabenos y el fenoxietanol solos o en combinación.

La aplicación del DHA se realiza en los centros de belleza o estéticos, mediante micropulverización sobre la piel mediante equipos HVLP a un precio totalmente asequible.

El equipo HVLP tiene que estar diseñado exclusivamente para la aplicación de la loción DHA que garantice su nebulización a baja presión.

Es ideal para ocasiones especiales. El bronceado se aprecia de forma inmediata tras la pulverización y aumenta progresivamente durante las siguientes horas, alcanzando el tono máximo en 24 horas.

Puesto que el color producido por la DHA no es debido a la absorción, no puede ser eliminado por el lavado. Como un bronceado natural, irá perdiendo intensidad de forma gradual con la natural descamación del estrato córneo de la piel, desapareciendo al cabo de una semana a medida que la piel se renueva.

Es imprescindible que el cliente realice una exfoliación previa de la zona a broncear prestando especial atención a pies, codos y rodillas. Así eliminamos las células muertas de la piel, y nos aseguramos que la capa superficial está uniforme y preparada. Al exfoliar la piel antes del tratamiento se consigue que la DHA actúe sobre la piel nueva, con lo que se conseguirá un bronceado de mayor calidad y de mayor duración.

Es imprescindible que la piel esté totalmente limpia, por lo que no deberán quedar restos de aceites corporales, cremas, colonia, maquillaje o desodorante.

Es recomendable llevar ropa holgada el día de la sesión para evitar así posibles roces.

Es imprescindible que el cliente no se duche o moje, ni aplique ningún tipo de crema, maquillaje, colonia y evite actividades que puedan provocar una sudoración excesiva en las siguientes 8h.

Para mantener un bronceado intenso hay que hidratar la piel diariamente. No realizar peelings ni exfoliaciones. Utilizar espumas y geles de ducha suaves, preferentemente pH neutros. Secar la piel sin frotar. Evitar tónicos desmaquillantes agresivos.

Precauciones para la mujer embarazada: No existe información publicada que sugiera que el uso de autobronceadores durante el embarazo cause defectos congénitos. Cuando se utilizan autobronceadores, se considera que la molécula DHA no puede pasar al torrente sanguíneo a través de la piel. Pero al pulverizarse sobre piel, es posible inhalar la loción autobronceadora a través de las fosas nasales. De esta forma la molécula DHA si pasaría al torrente sanguíneo y desafortunadamente, no hay estudios para comprobar la seguridad del uso de los autobronceadores durante el embarazo.

No Comments

Post a Comment